Descomprime archivos con WinRAR

Descargar WinRAR gratis

Cómo descargar WinRAR para PC

Descargar WinRAR para PC

Si quieres descargar WinRAR e instalar este descompresor de archivos en tu PC con Windows, el proceso es muy sencillo.

En primer lugar, descarga WinRAR gratis desde esta misma página web, y una vez tengas el archivo de instalación, ejecútalo. Entonces, verás una pantalla en la que podrás escoger la ruta en la que instalar WinRAR (por defecto, en C:\Program Files\WinRAR). Pulsa sobre el botón “Instalar” y el proceso de copiado de archivos comenzará.

En los términos y condiciones se nos advierte de que obtendremos una versión de prueba que podremos usar sin limitaciones durante 40 días, pero en realidad tendremos WinRAR gratis, ya que una vez pasado dicho periodo de tiempo simplemente nos saldrá un aviso para que compremos el programa, pero al cerrarlo funcionará a la perfección sin tener que pagar nada.

Asociar archivos con WinRAR

Una vez se haya instalado WinRAR para PC, nos quedará escoger qué archivos asociar con WinRAR. Por lo general, los que vienen marcados por defecto son más que suficientes, aunque si lo preferimos también podemos marcar la casilla de ISO. De esta forma, seremos capaces de ver el contenido de cualquier imagen de disco ISO gracias a WinRAR, sin necesidad de montarlas en una unidad virtual.

Asociar archivos con WinRAR

Por otra parte, WinRAR es capaz de abrir archivos RAR, ZIP, 7-Zip, Ace, GZip y muchos más, sin ningún problema de compatibilidad. De este modo, no es necesario instalar otros compresores de archivos, ya que WinRAR puede con todo.

Integra WinRAR al menú contextual

De igual modo, en el apartado de Interfaz tendremos la oportunidad de añadir un icono de acceso directo a WinRAR en el escritorio o al menú de inicio de Windows, mientras que las opciones de integración nos permitirán añadir herramientas de compresión y descompresión de archivos directamente en el menú contextual de Windows (el que se abre al hacer clic derecho con el ratón sobre un archivo o carpeta).

Una vez hayamos escogido las opciones que más nos interesen, pulsaremos sobre “Aceptar”. Si todo ha ido bien, veremos una pantalla en la que se nos comunica que WinRAR se ha instalado correctamente. ¡Listo! A partir de ahora, podremos disfrutar de todo lo que nos ofrece este imprescindible compresor de archivos.